martes, 20 de enero de 2009

Saber parar.

CUANDO DESPIERTEN

Trata de guardarlas, poeta,
por más que sean pocas aquellas que se detienen.
Las visiones de tu amor.
Ponlas, medio ocultas, entre tus frases.
Trata de retenerlas, poeta,
cuando despierten en tu mente
en la noche o en el fulgor del mediodía


(siempre, siempre Kavafis.)








"Si no se para por la razón se parará por la catástrofe"
Esto decía José Luis Sampedro en una en una entrevista refiriéndose al momento actual de crisis y a todo lo que debe cambiar la sociedad actual. Él sostiene que Occidente está acabdo, que el sistema de vida occidental ha caído y que es éste un punto de no retorno. Este es sin duda un tema más que interesante pero a mí me apetece trasladar la frase en cuestión a la personalidad humana, llevarla hasta nuestras formas de comportarnos. Aplicarla al hecho de que no somos capaces de parar ante algo que nos daña y continuamos destruyendo a nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos sin tomar nunca la decisión de apartarnos de ese camino, de crear otro más seguro, más valiente. Y así hasta que una tempestad llega y lo rompe todo de tal manera que acaba arrasando incluso con lo más sólido que tenemos, con aquello que nos servía de equilibrio y que nos sostenía.Sólo una catástrofe que todo lo deshace y nos devuelve a un punto muerto.

5 comentarios:

Caaal dijo...

Sí, muchas veces necesitamos que algo se rompa del todo para poder ser capaces de continuar. Sería bueno que no fuese así, que pudiésemos controlar lo que nos pasa dentro, ser menos cobardes, y afrontar que ha llegado el momento de cambiar; sin embargo, parece más fácil esperar a que sean las circunstancias las que nos hagan dar el paso. Antes era así para casi todo; últimamente, en cambio, he decidido ser valiente. A ver cuánto me dura.

Starkie dijo...

Mmmm...sabiendo un contexto en que ha surgido esta frase, lo ideal de que no fuese necesaria la "catástrofe" no sería como arranque de cobardía, sino por no tener que recoger los restos y cascotes que deje a su paso, verdad?
Pero sí, saber parar es en definitiva tener AUTOCONTROL lo cual, a todas miras, es una virtud, que unos tienen más que otros (y que otros ansiamos poseer..)
Seguiré anotando propósitos de Año Nuevo, añadiendo a la lista "Saber parar a tiempo..."

Blaconcia dijo...

Para mi que estas niñas hablan de conflictos sentimentales....

Annie Hall dijo...

@Blaconcia: DING DING DING...PREMIO!!!!!

Caaal dijo...

Yo hablaba de todo en general... Jou.